viernes, 28 de octubre de 2011

Necesito saber

- ¿Qué haces aquí?
- Necesito saber porque me quieres.

- Porque te quiero…
- De verdad me gustaría creerte cuando dices esas palabras, pero tal vez, si supiese el por qué, dejaría de asustarme cuando las oigo y no tendría miedo a decirlas.

- Bueno, si quieres hablar sobre por qué…
- Lo hago por que necesito saber si es verdad.

- Ahí. Ese es el por qué. Porque últimamente me gusta cuando me interrumpes, que es a menudo. De todas formas, te quiero porque no te disculpas sobre quien realmente eres: Preciosa, elegante, sexy como el infierno.
- Ahora estás haciendo que me ponga colorada.

- Esa es otra razón. Eres totalmente inconsciente del efecto que causas en mí. También eres completamente inconsciente de que ríes como una niña de 4 años.
Justo así. [...] Eso es lo que te hace tan increíble.
- Bueno, tú eres increíble también, sólo por decir todas esas cosas ya lo eres. Y te quiero… pero me tengo que ir.

- ¿Qué?, ¿qué pasa ahora?
- Una de tantas razones por las que me quieres.
El Hombre Perfecto

jueves, 20 de octubre de 2011

¿Dónde escondieron la felicidad?

 
Todos buscamos siempre la felicidad a lo largo de nuestra vida, pero ¿realmente sabemos donde buscarla?


En cierta ocasión se reunieron todos los dioses y decidieron crear al hombre y la mujer; planearon hacerlos a su imagen y semejanza, entonces uno de ellos dijo:

“Esperen, si los vamos a hacer a nuestra imagen y semejanza, van a tener un cuerpo igual al nuestro, fuerza e inteligencia igual a la nuestra, debemos pensar en algo que los diferencie de nosotros, de no ser así, estaremos creando nuevos dioses. Debemos quitarles algo, pero, ¿Que les quitamos?”.

Después de mucho pensar uno de ellos dijo.
- “¡Ya sé!, vamos a quitarles la felicidad, pero el problema va a ser en donde esconderla para que no la encuentren jamás”.

Propuso el primero:
- “Vamos a esconderla en la cima del monte más alto del mundo”.
A lo que inmediatamente repuso otro:
- “No, recuerda que les dimos fuerza, alguna vez alguien puede subir y encontrarla, y si la encuentra uno, ya todos sabrán donde está”.

Luego propuso otro:
- “Entonces vamos a esconderla en el fondo del mar”.
Y otro contestó:
- “No, recuerda que les dimos inteligencia, alguna vez alguien va a construir una máquina por la que pueda entrar y bajar y entonces la encontrará”.

Uno más dijo:
- “Escondámosla en un planeta lejano a la Tierra”.
Y le dijeron:
- “No, recuerda que le dimos inteligencia, y un día alguien va a construir una nave en la que pueda viajar a otros planetas y la va a descubrir, y entonces todos tendrán felicidad y serán iguales a nosotros”.

El último de ellos, era un Dios que había permanecido en silencio escuchando atentamente cada una de las propuestas de los demás dioses, analizó en silencio cada una de ellas y entonces rompió el silencio y dijo:
- “Creo saber en donde ponerla para que realmente nunca la encuentren”. Todos voltearon asombrados y preguntaron al unísono: “¿En donde?”
- “La esconderemos dentro de ellos mismos, estarán tan ocupados buscándola fuera, que no la encontrarán”.

Todos estuvieron de acuerdo, y desde entonces ha sido así, el hombre se pasa la vida buscando la felicidad sin saber que la ¡TRAE CONSIGO!.

y Tú, ¿ Ya la encontraste?.

martes, 4 de octubre de 2011

Cumpleaños Feliz

.
Aunque escribo esto con tres días de atraso, creo que lo comprenderás, ya que estuve todo el día y la noche del 1 de octubre a tu lado celebrando ese gran día, en el cual se te ocurrió nacer jejej. Espero que todos los años que siguen podamos pasarlos igual, uno al lado del otro, compartiendo con nuestro mejores amigos y pasando un rato muy agradable.

Me divertí mucho preparando la tarta de tu cumpleaños, me alegra
tanto que te haya gustado y que todos la encontraran exquisita, Todavía no puedo olvidar tu carita cuando te dije que la había preparado especialmente para ti ^-^.

Obviamente no te esperabas aquella sorpresa y me encantó ver lo asombrado que estabas, como un niño pequeño (son uno de esos momento que no quieres que se terminen jamás, que deseas con todas tus fuerzas que nunca culminen porque la dicha que sientes es indescriptible).

Realmente fue algo muy especial lo de ese día. Bueno, no me queda más que desearte un muy Feliz Cumpleaños y que los desees que pediste al apagar las velas se te cumplan.              
Te Amo.