domingo, 1 de mayo de 2011

Promesa

Lo admito, no soy el tipo de persona que suele cumplir sus promesas, no es algo que me enorgullezca pero hay cosas que aunque uno quiera cumplir, se le hace totalmente imposible.
Realmente quiero realizar la promesa que te hice hace ya algún tiempo. ¡No sabes cuanto lo deseo!, pero no es algo en lo cual mande la cabeza, si no que lo manda un “objeto” más necio aun, el Corazón, que en este último tiempo se ha empeñado en hacerme la vida imposible controlando lo que pienso, lo que quiero sentir y hasta lo que mi mente me guía a obrar.
La vida sería mucho más fácil se uno pudiera controlar los latidos del corazón, sus sentimientos y emisiones, pero debo volver a la realidad y eso jamás será así.
Lo siento pero esta será una de mis tantas promesas sin cumplir…



(Siempre estarás en mi mente y en mi necio corazón)

3 comentarios :

  1. Las promesas tienen dos caras. Cumplirlas puede tener un valor, hacerlas, otro, trata de buscar el mayor significado.

    PD: Vigila las faltas de ortografía, entre ellas, el verno hacer es "hace".


    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu consejo, eso haré, aunque es algo muy complicado... ya sé que no la puedo cumplir ni hacer. Tendré que buscar la tercera cara.

    Y también gracias por la corrección :)

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante para mi.
Por favor deja tu comentario ;)